Comprender la muerte de mis padres, me costó morir y volver a nacer, esta vez sin ellos

Kena García

Kena García

Escritora & Life Coach

Escribir Creí que lo había perdido todo, es una carta abierta para aquellas personas a las que le cuesta entender la muerte de sus seres queridos, tanto como me costó a mí.

Me he visto sin fuerzas, sin deseos de seguir… «Me sentía muerta en vida».

Estaba herida, sentía rabia, perdí la fe en todo…

No ha sido fácil, no es tan simple. En mi obra Creí que lo había perdido todo he querido crear a una hermosa, sensible y libre Chiara. Una mujer sin límites, incapaz de sentir a medias, a la que la vida golpea sin piedad, dejándola en un estado de agonía ineludible…

El día en el que me decidí a escribir este libro, por mi mente lo único que pasaba era lo que mi corazón sentía… Es una historia “inspirada en hechos reales”, que te llevará a profundizar y te hará reflexionar que nada es para siempre, y mañana puede ser demasiado tarde para decir un sentido te amo. No hay tiempo para las discusiones estériles, ni para el orgullo que tantos momentos de felicidad puede robarnos.

Lo único que no podemos devolver es el tiempo y sobre todo… Si al despertar la persona que más amábamos, ya no está.

Aunque la vida se empecine en mostrarnos lo contrario, el amor es y seguirá siendo la fuerza más inspiradora.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

6 comentarios

  1. No he pasado por esa experiencia, pero he visto sufrir a mi madre y casi perderla. Me llamo mucho la atención su libro xq pienso q no me recuperaré de esa perdida. 😔😪 y su libro me hace pensar. Dios la bendiga..

  2. Gracias por compartir tu dolor a través de un libro, se que ayudará a muchas personas que atravesamos este cruel dolor de perder a un ser amado, en mi caso particular mi esposo.
    Gracias, gracias, gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes ver

Publicaciones Relacionadas

Conozco todos los caminos que conducen a la oscuridad y también los que me sacaron de ella.

Nací hace 41 años en Venezuela, un país de tierra fértil y de personas que a pesar de todo no se dejan abatir por la adversidad. Una parte de mi infancia la pase en Colombia, específicamente en Bogotá, un país que dejó en mí, gratas memorias. Actualmente y desde hace 14 años vivo en España, el país que ha sido testigo de la metamorfosis más grande de toda mi existencia.