Conozco todos los caminos que conducen a la oscuridad y también los que me sacaron de ella.

Kena García

Kena García

Escritora & Life Coach

Nací hace 41 años en Venezuela, un país de tierra fértil y de personas que a pesar de todo no se dejan abatir por la adversidad. Una parte de mi infancia la pase en Colombia, específicamente en Bogotá, un país que dejó en mí, gratas memorias. Actualmente y desde hace 14 años vivo en España, el país que ha sido testigo de la metamorfosis más grande de toda mi existencia.

Profesionalmente he desarrollado varias actividades, a los 16 años creé mi propia línea de lencería, con 19 años ya era una empresaria y con 40 años ya había conocido al menos veinte países.

No recuerdo haber puesto límites en mi mente y si los tenía, mi padre y mi madre se encargaban de recordarme que yo podía con todo lo que me propusiera y más.

Hablar de Kena García, es también hacerlo de la estrecha relación que mantenía con sus padres.

Nada que hable de mí, puede desvincularme de ellos. Un día la vida me dio de frente con el dolor que causa la partida de unos padres… Ha sido como volver a nacer, pero sin guía. Hace 6 años mi vida dejaría la estabilidad para enfrentarse a la más aterradora inestabilidad emocional. Conozco todos los caminos que conducen a la oscuridad y también los que me sacaron de ella.

Si echo una mirada a mi pasado, me doy cuenta de lo grande que soy, y no me refiero a todo lo que he logrado, “que ha sido bastante” sino a mi fortaleza, a mi capacidad de encontrar luz en donde solo se vislumbra la oscuridad… Te podría hablar de tantas cosas acerca de quién soy, pero los líderes de hoy se alejan completamente del ego, un líder egocéntrico es un líder que se quedó obsoleto. Liderar hoy, es sinónimo de cercanía, empatía, amor, resiliencia, respeto y acción.

Hoy nos ha quedado bien demostrado que necesitábamos más de los agricultores, los transportistas, los médicos, los enfermeros, las personas del servicio de limpieza y todas las personas que trabajan en atención al cliente… Todos somos necesarios, nadie está por encima. Un aplauso de pie para todas las personas que nos han apoyado y nos siguen apoyando en tiempos de COVID-19.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes ver

Publicaciones Relacionadas

Conozco todos los caminos que conducen a la oscuridad y también los que me sacaron de ella.

Nací hace 41 años en Venezuela, un país de tierra fértil y de personas que a pesar de todo no se dejan abatir por la adversidad. Una parte de mi infancia la pase en Colombia, específicamente en Bogotá, un país que dejó en mí, gratas memorias. Actualmente y desde hace 14 años vivo en España, el país que ha sido testigo de la metamorfosis más grande de toda mi existencia.